El taxista ful

Uno contrata su taxi en Qazvin con toda la tranquilidad del mundo, después de haberse pasado todo el día paseando por la ciudad y haciendo tiempo hasta la hora de partir.

– Bueno, ya está, listo, se acabaron nuestras aventuras. ¿Te has dejado algo de valor en la habitación además de los tejanos para la beneficencia?

– Amir es un conductor de primera. Os llevará al aeropuerto rápidamente.

Te sientas atrás y, una vez superado el atasco de salida, sin ninguna baja peatonal (Alá hace más horas extras en este país que las permitidas en el convenio, seguro), te dejas llevar por los recuerdos del viajes. Comienzan las evocaciones y la moviola de los mejores momentos del viaje, seguro de que se han acabado las aventuras. O no.

Supongo que todos debemos incorporado llevar de serie un detector de cuñadismo y hay algo inquietante en el ambiente. ¿Será por los bandazos con el volante?¿Será por los cambios constantes de carril (qué bien me lo estoy pasando saliendo de excursión)?¿Se por ese tono de voz ‘esto-está-chupao’? ‘¿Cuántos os queda, cuatro hora para estar allí? Uf, de sobras’. Cuando nos aproximamos a la megalópolis que es Teheran y empieza el lío de carretera, Amir nos pregunta en perfecto farsi, casi deteniendo el coche en medio de una salida de la autopista:

– ¿Vosotros sabéis si hay que ir por la ronda o todo recto?

No, este bis no hacía falta para acabar el concierto. Rafa, no me jodas. Nos hemos pasado todo el día pateando, tomando té como cosacos abstemios con parroquianos aburridos, comiendo en nuestro restaurante preferido, retratando a todo el mundo en el bazar, echando la siesta en el parque con la mejor hierba después de la pista central de Wimbledom, ¿y ahora vamos a perder el avión?

Amir tira recto mientras desde el asiento de atrás le hacemos ver que no tenemos la menor idea. Empezamos a ver que tiene verdaderas dificultades para leer los carteles que se va encontrando por el trayecto y que no tiene ni puñetera idea de cómo llegar al aeropuerto. Nuestras sospechas de que es el cuñado del recepcionista metido a taxista quedan confirmadas cuando vuelve a repetirnos la pregunta de por dónde ir un para de veces más y nos parece verle tragar saliva. La duda ahora es si intevenimos o no, y hasta qué punto. Se habla de quitarle el volante, la hora es grave, podemos estar delante de un topanismo de los que marcan época. Teherán, 30 km, ni rastro del Iman Khomeini International Airport en la noche iraní. Hay que arremangarse.

Por suerte, llevamos una de esas aplicaciones de móvil con las que lo resuelves todo. ¡Viva la tecnología y la madre que la parió!

– ¿Recto?
– ¡Para la derecha, coño!
– ¿Para la izquierda?

Elegimos la ruta más sencilla y vamos marcándole con gritos y aspavientos el camino a Amir, con nuestro GPS de bolsillo, casi a mamporros, porque el pobre ya ni ve nuestras señas. Por fortuna, unos cuantos kilómetros después de haber secuestrado el taxi, el cuñado ve el cartel del aeropuerto y estalla en cánticos de alegría.

– ¡Adelante, adelante¡ Si ya lo decía yo. Esto está chupao.

Nos calmamos y nos dejamos llevar por la app hasta el aeródromo internacional. Bien está lo que bien acaba, Amir. Venga, un selfie. ¿No serás capaz de coger a esa pasajera con el taxi para volver, no? Un cuñado nunca deja de serlo.

El tercer hombre de la expedición nos espera en el punto convenido y, ahora sí, celebramos el reencuentro y el fin de las aventuras, brindando con la última caña sin alcohol y un paquete de jabugo que nos ha acompañado todo el viaje.

Eso fue todo, avión y para casa, hasta aquí la retransmisión de Laszlo Topanich en el país de los persas. Fue un placer tenerles a bordo.

PD. Si ven al taxista de la foto perdido en la circunvalación de Teherán o cualquier puesto fronterizo con Afganistán o Turquía, se llama Amir y vive Qazvin. Llamen a su familia lo antes posible. Gracias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s