#Washington is so hot!

so hotOs equivocáis si pensáis que Washington es una ciudad de funcionarios de cuello blanco y mochila negra a las espaldas, sirviendo en las más altas esferas internacionales. Washington es la tierra de las oportunidades. Que se lo digan al distribuidor de sangría Mr. Simon (imaginamos que debe de haber habido un cambio comercial para adaptarse a los estándares locales) y a las muchachas que diligentemente se pasan toda la tarde atendiendo una fila que, al cierre de esta edición, llega a los 50 metros. A 19 dólares americanos el cubalitro de sangría, no hay que pensárselo mucho para hacer las maletas con la fórmula secreta del elixir de la resaca, y hacer las Américas. Todo el jardín de esculturas del Smithsonian (qué grande, Smith, esto sí que es una cadena -de museos- y no la que montó McDonalds) espera su turno para libar su ración del brebaje.

Los que tienen suerte, dieron con un palmo cuadrado de césped, donde extienden su manta y reciben a sus conocidos, siguiendo el flirteo de la semana, ya con más perspectivas de cara al week-end. Algunos, los elegidos para la gloria, han podido meter los pies en el estanque, y enfrían su carne y espíritu. Pero no hay manera, porque la banda de jazz latino no hace más que calentar un ambiente tórrido, que mañana buscará las playas de Delaware o cualquier cosa con la que bajar algunos grados la temperatura. ‘Cause Washington is so hot, you know!

En la fila comprueban que un servidor ya es mayor de edad enseñando el carnet de identidad, cosa que no deja de halagarle a uno. ¡Qué saber estar, qué cortesía! Ya quedan pocos sitios así, donde te quiten 25 años de un plumazo. Apuramos las consumiciones, después de haber leído la constitución americana, su declaración de independencia y la carta de derechos, evocando el largo paseo por los bosques de Distrito Columbia de esta mañana.

Dejamos la multitud atrás bailando salsa como si estuvieran en el malecón de La Habana y nos replegamos a Woodley Park, pensando en el aire acondicionado de nuestro querido autobús. Mañana más calor y aventuras.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s