Gjirokastra era una fiesta

Ahi esta nuestra querida concursante, en medio del escenario que cada cinco anyos alberga el festival panalbanes de folklore popular, en lo alto del castillo de Gjirokastra, Patrimonio de la Humanidad, para acabar de liarla. Justo en ese momento nos iba a interpretar una polifonia, especialmente compuesta para la ocasion. Con las estupendas indicaciones de esta ciudad, ni un solo turista pudo acudir a verla, tenemos que mejorar este aspecto, o acabaremos con la confianza artistica de nuestros jovenes talentos.

Despues de un viaje extenuante, con tension en el embarque, a las ocho de la manyana por el manifiesto overbooking en la furgoneta que nos ha traido a la sede del celeberrimo festival popular, nos hemos instalado de maravilla en lo alto de la cima. Los placeres gastronomicos de Gjirokastra (esta ciudad se prepara a conciencia para recibir a las huestes folcloricas cada cinco anyos) por poco nos tumban y casi acaban con nosotros las cuestas hacia ninguna parte. Pero merece la pena sentirse ninyo cantor de Albania por un dia e imaginarse tamanya fiesta.
Manyana, rumbo al mar.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s