La corte montenegrina

El maestro tuvo ocasion, en sus primeros anyos en la television yugoslava, de conocer los ultimos destellos de la corte de Cetinje. Todavia se recordaban las recepciones en los jardines de la embajada austrohungara, los devaneos de los dandies centroeuropeos con las cortesanas y las intrigas palaciegas que llevaron a la Gran Guerra. Aun se respira lo que el maestro pudo captar para el documental de las 8 de la primera cadena balcanica.

A Cetinje llegamos sorteando cumbres del Parque Nacional de Lovcen, colgado sobre la bahia de Kotor, vigilando todo el pais y la mitad de los Balcanes occidentales. Nuestro Peugeot 309, matricula de Ancona, sigue resistiendo, pese a las 29 rampas, numeradas todas, que nos esperaban hasta nuestro segundo picnic. Dada cuenta del queso macedonio y el cabernet, llegamos a la corte y seguimos hasta el lago de Skadar. En Virkpazar, paseo y pescadito mas que recomendable, a pesar de las estrecheces idiomaticas del personal local.

Manyana, escala en Ulcinje y salida hacia la enigmatica Albania.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s