Con permiso de Georgia

Me cuelo en el relato de los compañeros topanistas para recordar que existen otros mundos, África, por descubrir. Aquí las casas y la tierra son una única cosa, es un continuo en el paisaje, nada parecido al Caribe.

De momento el trabajo sigue su curso, con ciertos sobresaltos que aquí parecen no sorprender demasiado a los colegas: un técnico de obras pública ha resultado ser un alcohólico pesadísimos que hemos tenido que despedir, en Waco Kungo nos querían hacer pagar unas comidas que en principio nos habían “ofertado” (la friolera de 55€ al día por 3 jornadas que estuvimos, cada uno!), viaturas con ruedas sin dibujo, gastroenteritis galopante,… Angola, en definitiva!

Anuncios

Un comentario en “Con permiso de Georgia

  1. Querida amiga topanista: huelga decir que tiene usted licencia para interrumpir nuestro relato georgiano. És más, nos interesa sobremanera saber de sus tribulaciones angolanas. Por favor, no sucumba ante la diarrea, habría sido en exceso topanista su viaje, y siga escribiendo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s